Tintura de Propoleo

8,00

 De forma totalmente artesana fabricamos tintura de propóleos (hidrolizado en alcohol de anís dulce) siguiendo recetas ancestrales.

Extraemos de nuestras colmenas una parte de los propóleos naturales que ellas cosechan y fabrican, para transformarlo en un medicamento natural antiquísimo.

  • EL PROPOLEOS DE LAS ABEJAS
Esta sustancia, elaborada por las abejas, es conocida por el hombre desde tiempos remotos. Así, la utilizaban los sacerdotes del antiguo Egipto y, más tarde, los griegos, a quienes les debemos el nombre «propóleos»: pro, que significa «delante de», y polis, que quiere decir «ciudad». Aristóteles ya habla de ella en su Historia de animales, y la considera como «remedio para las infecciones de la piel, llagas y supuraciones.
Galeno, en el siglo II, menciona el propóleos en sus trabajos, y el famoso médico y filósofo persa Avicena, en el siglo XI, dice del mismo: «Tiene la cualidad de eliminar las puntas de flechas y las espinas, vivifica, limpia fácilmente y ablanda fuertemente.»
Los incas lo utilizaban cuando se presentaba un cuadro de infecciones febriles y en el continente europeo se utiliza por los franceses en los siglos XVIII y XIX para el tratamiento de llagas. Su máximo empleo se dio durante la guerra de los Boers, en Africa del Sur, alrededor de 1900, en el tratamiento de heridas infectadas y como sustancia cicatrizante.

Disponible para reserva

Tintura de Propoleo

8,00